lunes, 19 de julio de 2010

Colombia: condena sin precedentes de un turista pedófilo en Cartagena

Éxito en la lucha contra la explotación sexual de menores en Colombia.

Por primera vez, un ciudadano extranjero ha sido condenado por pornografía infantil, relaciones sexuales con menores de 14 años e incitación a la prostitución.

El veredicto, del día 15 de julio, debería tener un efecto disuasorio sobre los turistas pedófilos que actualmente operan con impunidad en las costas norte del país. Tras once condenas de colombianos involucrados en la prostitución de menores, este es un éxito en la lucha de “Tierra de hombres” (Tdh) contra un azote que afecta a cientos de menores. La ONG ofrece apoyo legal a las víctimas.

Yesid Torres, de 15 años, fue forzada a facilitar servicios sexuales, bajo la tapadera de trabajo doméstico, a un pedófilo italiano de 72 años, en un apartamento alquilado en una rica zona residencial de la ciudad de Cartagena de Indias. Otros adultos, jóvenes y menores estaban también involucrados, incluyendo al hermano menor del mejor amigo de Yesid, que en ese momento tenía 13 años. Yesid murió de camino al hospital de una sobredosis de cocaína, tomada en compañía del italiano. Inmediatamente después, fue encontrada en el apartamento una cámara conteniendo fotos pornográficas, junto con whisky, drogas y el pedófilo mismo, borracho y medio desnudo. Los servicios sexuales eran recompensados en especies. Por ejemplo, a Yesid le fue ofrecida por el autor una moto nueva.

La sentencia se decidirá en las dos próximas semanas. Raffaele Salinari,Presidente de la Federación Internacional de Tierra de Hombres declaró: “Esta es una sentencia histórica, que rompe la conspiración de silencio y complicidad que durante años estaba sofocando a las víctimas de explotación sexual y protegiendo a los autores”, añadiendo: “Tdh ha estado apoyando a las víctimas a lo largo de todos estos años, por tanto, estamos muy satisfechos del veredicto. Mantendremos nuestro compromiso con las víctimas de turismo sexual hasta que los crímenes sexuales sean considerados crímenes contra la humanidad”. El proceso ha tenido ya un impacto importante. Tdh resistió la presión en un ambiente donde el dinero hace que el mundo gire.

El turismo sexual está ampliamente extendido en Cartagena. La pobreza extrema y el conflicto armado entre el Gobierno y los rebeldes son algunas de las razones por las que los menores acaban dentro de la explotación sexual para sobrevivir. En el aeropuerto, algunos conductores de taxi ofrecen chicos y chicas jóvenes de todas las edades y colores de piel. Bares del centro de la ciudad facilitan niñas menores, de 13 y 14 años, con documentos de identidad falsos. Para parecer mayores utilizan maquillaje y ropas cortas. Las transacciones se acuerdan en el sitio y entonces los viejos clientes norteamericanos y europeos llevan a las chicas a alguno de los hoteles baratos de la zona, abiertos día y noche. Es posible llevar menores a todo tipo de hoteles, desde el más lujoso al más barato, incluso aunque el acceso al hotel está supuestamente prohibido a menores. Los conserjes y los vigilantes nocturnos pueden ser fácilmente sobornados.

Más de 500.000 habitantes de Cartagena viven en extrema pobreza. Muchos han huido de las áreas rurales debido al conflicto armado entre el Gobierno y las fuerzas rebeldes. Algunas veces, la explotación sexual de menores está ligada a la supervivencia de las familias.