martes, 17 de abril de 2018

Ofrecer una nueva vida a los niños y niñas gracias al deporte


El 6 de abril fue la 5ª Jornada internacional del deporte al servicio del desarrollo y de la paz. A fin de proteger a los niños y niñas en caso de crisis humanitaria o de situaciones precarias en el mundo, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) hace hincapié en el deporte, y particularmente en el fútbol, que tiene una influencia psicológica y social muy positiva. Nuestro nuevo embajador Roman Bürki, portero del equipo suizo, comparte nuestra visión. Descubrid nuestras actividades en imágenes.
«El deporte crea vínculos. El fútbol, y también otras disciplinas deportivas, tienen su propio lenguaje. Se comprende de entrada si se es o no parte del equipo. Para mí es un elemento muy importante de la infancia poder atar lazos, poco importa quién eres o de dónde vienes», se entusiasma Roman Bürki, actualmente portero del Borussia Dortmund y embajador de Tdh.
Integración mediante el fútbol en Egipto
En Egipto, la práctica de fútbol no sólo enseña el deporte a los niños y niñas refugiados y a los que provienen de medios desfavorecidos, desarrolla también competencias esenciales para la vida y les ayuda a integrarse y a mirar hacia el futuro. Khozayma Mohamed Mando, entrenador sirio de fútbol constata: «A muchos niños y niñas les falta confianza en sí mismos y se sienten rebajados. Probablemente encuentran muchas dificultades pero poco a poco vuelven a tener confianza en ellos mismos. Me han sorprendido por su comportamiento y su implicación.» Un muchacho sirio de 16 años añade: «Aquí, dejamos de lado nuestra nacionalidad. Somos todos iguales.»
Promoción de los valores en Colombia
En el departamento de Córdoba en Colombia, que acoge a numerosas familias desplazadas del interior del país a causa del conflicto armado, Tdh organiza partidos de fútbol para mejorar la vida de los niños y niñas desfavorecidos. Los partidos se someten al Golombiao, reglas que promueven la no violencia, la igualdad de género y la buena conducta. Para que los menores aprendan equidad e igualdad, se han constituido dos equipos con la misma cantidad de chicos y de chicas y los goles deben ser marcados por turno. Como las reglas son decididas y puestas en marcha con la cooperación de todos, se respetan mucho más. El objetivo del juego no es ganar sino promover el espíritu de equipo.
El proyecto “Move together “ en Rumanía  
Nuestro proyecto Move together en Rumanía se sirve del deporte para estimular el diálogo intercultural y consolidar las relaciones entre los refugiados y las comunidades de acogida. «Muchos rumanos no han tenido nunca contacto directo con los migrantes: jamás les han hablado ni se han encontrado. Deseamos una mayor aproximación entre estas comunidades», explica  Kirsten Theuns, delegada de Tdh en Rumanía y en Ucrania. Así, los niños y niñas de las dos comunidades tendrían ocasión de aprender los unos de los otros, de instaurar un clima de confianza y aprender a confiar en unos y otros.
Fuente original:  http://bit.ly/2ESn8cg

jueves, 12 de abril de 2018

Sesiones de educación y sensibilización en Mauritania


A finales del mes de marzo, Montse Hernán, delegada de Tierra de hombres Andalucía, se desplazó hasta Mauritania para ver los avances del proyecto "Cobertura de las necesidades básicas de salud e higiene en mujeres y niños en los distritos vulnerables de Nuakchot, Mauritania".
Este proyecto consolida sus actuaciones en las comunas de Riadh y El Mina, que, a pesar de las mejoras obtenidas gracias a intervenciones previas de TDH desde 1984, se sitúan aún entre las más vulnerables en materia de salud de la provincia de Nuakchot.
Las cifras de mortalidad y morbilidad materno-infantil en estas comunas son preocupantemente altas, debido en mayor parte a una escasa accesibilidad a los cuidados básicos necesarios para mujeres embarazadas y niños. Por ello, los tres principales pilares de este proyecto son la mejora y el acceso a Servicios de Salud Sexual Reproductiva y Materno Infantil de calidad, la mejora del acceso a Servicios de Prevención y Atención de la malnutrición madre-hijo y la mejora del acceso a Infraestructuras y servicios de Agua, Saneamiento e Higiene de calidad a través de los centros de salud.
Además de la construcción y rehabilitación de centros de recuperación nutricional grave y de unidades de orientación familiar, así como la dotación de material médico, pedagógico y de higiene a éstos, en el proyecto destacan las sesiones de educación y sensibilización sobre prácticas maternas y familiares básicas que se imparten en dichos centros.
En dichas sesiones, personas voluntarias previamente formadas educan a las mujeres de estas comunas sobre prácticas maternas y familiares básicas, como la forma correcta de dar el pecho o la importancia de lavarse bien las manos antes de dar de comer al niño. Son pasos pequeños, pero necesarios para que estas comunas ganen en materia de salud, pues de poco sirven otras ayudas si se desconocen estas prácticas tan básicas pero tan necesarias.
Además, es importante destacar que una gran parte de las personas que imparten estos talleres son voluntarias mauritanas de las propias comunas, lo cual demuestra el gran interés que se tiene por mejorar la situación actual. 
Fuente original: http://bit.ly/2HhVESw

martes, 10 de abril de 2018

Roman Bürki, nuevo embajador de Tdh


El portero de fútbol internacional Roman Bürki se compromete con los niños y niñas. Es el nuevo embajador de Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia). El jugador del equipo suizo irá a Rumanía en el mes de mayo para apoyar los proyectos de integración de los jóvenes por el deporte.
Al pasar por Zurich, el portero del equipo nacional suizo Roman Bürki ha firmado un contrato con la mayor organización de ayuda a la infancia de Suiza. Esto significa que desde esta primavera es embajador de Tdh. El portero de 27 años está convencido de que es posible cambiar la vida de numerosos niños y niñas con medios simples.
«Es la misión que me faltaba. Me gusta estar rodeado de niños y niñas, siempre me ha gustado mucho jugar con ellos. Soy feliz si puedo hacer aparecer una sonrisa en sus caras. Me gustaría apoyarles con el fin de que puedan crecer en un entorno protegido», explica el actual portero del Borussia Dortmund.
El deporte permite desarrollar toda una paleta de competencias que contribuyen al florecimiento de los niños y niñas. Con el juego, el placer y el movimiento, aprenden a cooperar, a respetar las reglas y a comunicarse. Es un elemento de apoyo psicosocial para los niños y niñas puesto en marcha por Tdh.
«En todos los casos, el deporte crea lazos. El fútbol, pero también otras disciplinas deportivas, tienen su propio lenguaje. Se comprende desde el principio si se forma o no parte del equipo. Para mí es un elemento muy importante de la infancia, poder atar lazos, poco importa quién eres o de dónde vienes», se entusiasma Roman Bürki.
El portero suizo irá a Rumanía en el mes de mayo para descubrir el trabajo de Tdh junto a los niños y niñas gitanos y migrantes. En un contexto social difícil el fútbol representa una herramienta de integración y reconstrucción muy preciado.
«Yo me alegro mucho de este próximo viaje. También espero cambiar un poco las cosas.»
Fuente original: http://bit.ly/2IHNjVb
-->

martes, 3 de abril de 2018

Gaza: la realidad de la vida diaria bajo el bloqueo


En Gaza, un millón de niños y niñas están inmersos en uno de los conflictos más politizados del mundo. GazaReal, el nuevo film de realidad virtual de Terre des hommes muestra los retos a los que están confrontados.
«Según el informe de la ONU “Gaza, Ten years later”, un niño o niña de 11 años no ha conocido otra cosa que el bloqueo», declara Yasmine Refaat, coordinadora para Palestina de Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia). «Es una generación entera de chicas y chicos que han pasado sus años de formación en un contexto de conflicto y tensiones con condiciones de vida muy difíciles. Gracias a GazaReal, hemos creado una experiencia de inmersión que permite ver el día a día en Gaza desde el interior.» El film está disponible en Youtube y puede ser visto en 3D gracias a unas gafas adaptadas.
2018 es el 51 aniversario de la ocupación del territorio palestino y el 11 año del bloqueo de Gaza. En 2016, el 40% de los habitantes bajo el umbral de pobreza, lo que implica nefastas consecuencias para los niños y niñas, como la no escolarización y los trabajos peligrosos.
«Tdh está activa en Palestina desde 1973 para ofrecer a los niños y niñas, a los jóvenes y a las comunidades una ayuda concreta y eficaz. Luchamos contra el trabajo infantil, ayudando a los menores que trabajan a volver a la escuela y asistiendo a las familias en situación de pobreza extrema. Nuestros equipos permiten a los niños y niñas en conflicto con la ley tener acceso a un sistema judicial adaptado a su edad», explica Yasmine. «Nosotros conocemos el contexto y trabajamos estrechamente con nuestros colaboradores sobre el terreno.»
La ONU estima que, si no cambia nada, Gaza será inviable de aquí a 2020. Tdh hace un llamamiento a todas las partes implicadas en el conflicto para que abran los ojos al impacto devastador del bloqueo sobre los niños y niñas de Gaza.
GazaReal, un documental de 360° en realidad virtual producido por Euronews gracias a la financiación de la Comisión Europea y en colaboración con Action contre la faim y Première Urgence Internationale
Fuente original: http://bit.ly/2GvG2eN

martes, 27 de marzo de 2018

Siria: restablecer los medios de subsistencia de las familias


Desde el comienzo del conflicto en 2011, ciudades enteras han sido destruidas en Siria. Los combates incesantes empujan a millones de personas sirias al exilio. La precariedad de las condiciones de vida y el estado ruinoso de numerosos barrios  dejan a las familias y a los niños y niñas que se quedan en el lugar más que nunca dependientes de nuestra ayuda.
Desde marzo de 2011, la crisis siria ha arrojado a las carreteras a más de 5,6 millones de refugiados, según la UNHCR. La mitad de los 6,1 millones de sirios desplazados dentro de sus propias fronteras son menores. Las familias que se han quedado en el país a menudo viven en condiciones muy duras. Millones de edificios han sido destruidos durante estos últimos siete años, sumiendo a todo el país en un estado de desolación. A pesar de las difíciles condiciones, algunas familias vuelven a su lugar de origen para intentar encontrar nuevos medios de subsistencia.
Steve Ringel, responsable de la ayuda de urgencia de Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), ha estado allí hace algunas semanas. «La ciudad está por decirlo así, enteramente destruida. A pesar de ello, las familias regresan. Muchos de los lugares que ellos conocían están devastados. Necesitan un refugio, protección contra el frío, acceso a asistencia médica. Nosotros tenemos que cumplir un papel para apoyar a estas familias que desean volver a una vida normal.»
Trabajamos desde hace seis años con nuestro colaborador local en Siria, en un centro comunitario de la zona rural de Damas, al oeste de Ghouta. Allí distribuimos bienes de primera necesidad y llevamos apoyo psicosocial a los niños y niñas y a sus familias. 1.500 niños y niñas y sus padres han recibido ya apoyo psicológico.
«En Siria, la asistencia es particularmente difícil debido a las dificultades de acceso en numerosas regiones. Es complicado hacer llegar el material a causa de las sanciones, cuando no son los combates los que bloquean la ayuda de urgencia. Esto hace que la mayoría de los niños y niñas no vayan ya a la escuela, pues muchos de ellos deben trabajar para para ayudar a las necesidades de su familia», explica Steve Ringel.
Desde el comienzo del conflicto, Tdh interviene directamente junto a las poblaciones sirias de refugiados en Jordania, en Líbano, en Egipto y en Grecia. Nos disponemos a    ampliar sus proyectos a Siria a fin de mejorar también lo más rápido posible la vida diaria de miles de niños y niñas y de sus padres.
Fuente original:  http://bit.ly/2DWQ7uR

miércoles, 21 de marzo de 2018

Refugiadas sirias en Jordania: Fatma, una novia rebelde


Siete años de guerra en Siria. Demasiado a menudo, un tiempo robado a la infancia de millones de jóvenes sirios refugiados en los países vecinos. A causa de la extrema precariedad de las familias, muchas jovencitas corren el riesgo de ser desescolarizadas y casadas antes de su mayoría de edad. Este podría haber sido el caso de Fatma*, en Jordania, que a los 15 años ha descubierto con ayuda de Terre des hommes - Lausana  (Tdh – Ayuda a la infancia) que su matrimonio podía esperar. Testimonio.
Cuando se le pregunta cómo era su vida antes de acudir a las actividades de Tdh en el campo, Fatma, que ahora tiene 17 años, la resume con una sola palabra: “mala”. Ella vivía en una ciudad al sur de Siria, antes de que la guerra le obligara a abandonar el país, con su madre, sus dos hermanos y sus dos hermanas. Ella llegó en 2013 al campo de refugiados jordano, cuando todavía era una niña, Fatma fue prometida.
Un año más tarde, ella debería estar casada. Pero entre tanto, participó en los talleres de protección a la infancia de Tdh. Estas actividades sensibilizan a las jóvenes refugiadas sobre sus derechos y en los peligros de un matrimonio precoz o del trabajo infantil. Es aquí donde ella ha aprendido que no tenía la edad legal para casarse. «En mi comunidad, yo no conocía mis derechos, nadie me había informado. Pensaba que la vida de una mujer, era esta, ser esposa y madre. He tomado conciencia de mis derechos.»
Y este conocimiento es la causa de que Fatma haya roto su compromiso. Esto no ha gustado en su entorno. Su hermano estaba furioso, pero ella se ha aferrado a su elección. «La educación es más importante que el matrimonio. ¿Cómo educar a los hijos e hijas sin saber leer y escribir?»
Fatma quiere volar más alto todavía. «Nosotros necesitamos ingenieros, doctores para reconstruir nuestro país. Son las jóvenes generaciones las que construyen el futuro. ¿Quién va a hacerlo si las mujeres se quedan en casa?»
Con el tiempo, su familia finalmente ha aceptado su decisión. Ahora su madre está orgullosa cuando ve a su hija acudir a la escuela. En cuanto a Fatma, su visión de la vida ha cambiado totalmente. «Antes, a los 15 años, creía que mi destino era casarme y pasar mi vida en casa. Ahora, sé que tener 15 años, es al contrario la edad perfecta para estudiar y comenzar a construir tu vida.»
*Su nombre ha sido cambiado para respetar su vida privada   
Fuente original: http://bit.ly/2GR6fBd 

jueves, 15 de marzo de 2018

Crisis Siria: cuando la urgencia se eterniza para los niños y niñas refugiados


¿Cuánto tiempo va a durar la crisis siria, que entra ya en su octavo año? Todos los días, continúa el horror. Ghouta es un terrible ejemplo de ello entre otros. En este contexto, la esperanza de una solución política parece fuera de alcance. En los países limítrofes, que acogen a la gran mayoría de los refugiados, millones de niños y niñas no han conocido otra realidad que la guerra o el exilio. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) lanza un nuevo proyecto para permitir a esta generación tener una infancia y construir su futuro.  
Desde el comienzo de la crisis en la primavera de 2011, más de 5,5 millones de personas, de los cuales cerca de tres millones son menores, han huido de Siria, según el Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas. Si las miradas se han vuelto hacia el drama de los emigrantes en Grecia y en los Balcanes estos últimos años, ¿cuál es la suerte de la mayoría de los niños y niñas refugiados en los países vecinos a Siria?
Su futuro se ensombrece a medida que el conflicto se atasca. Clases superpobladas, discriminación, violencia: los niños y niñas a menudo se ven obligados a abandonar los bancos de la escuela prematuramente. Las dificultades económicas empujan a algunos padres y madres a enviar a sus hijos e hijas a trabajar. El frágil acceso a la educación favorece los matrimonios precoces y la violencia doméstica.
En Líbano y Jordania, que acogen ellos solos a más de 1,6 millones de refugiados, los niños y niñas se encuentran confrontados a una extrema precariedad con acceso restringido a la salud, a la educación y al alojamiento. Siete refugiados sirios de cada diez viven por debajo del umbral de pobreza en Líbano. La proporción se eleva a nueve de cada diez entre los refugiados que viven fuera de los campos en Jordania.
Los refugiados no son los únicos que sufren esta situación. Las comunidades de acogida también han visto cómo se deteriora su nivel de vida. Aparecen tensiones como resultado de esta obligada cohabitación donde cada uno vive bajo presión.
Ayudar a los niños y niñas a reconstruirse
Frente al reto de una urgencia que se eterniza, Tdh pone el acento en una aproximación duradera, que vigila la resiliencia de las víctimas, es decir su capacidad de adaptarse y reconstruirse; reforzando las competencias de los actores locales y tomando en consideración las necesidades y los derechos de la infancia. Para reforzar nuestro apoyo a los jóvenes sirios golpeados por la crisis, lanzamos un nuevo proyecto, que amplía los que ya lleva a cabo Tdh en Líbano y Jordania.  
Con el apoyo de nuestros colaboradores locales *, nuestra acción se concentra en la identificación de los niños y niñas y la puesta en marcha de un seguimiento individual de apoyo psicológico y social para los niños y niñas más vulnerables, a través de actividades de educación informal, recreativa o deportiva. Otros pilares de este proyecto; la sensibilización y prevención de los riesgos de la infancia junto a los niños y niñas y a sus familias. Y para terminar, el desarrollo de las competencias de los   colaboradores locales y de las comunidades.
Para alcanzar a un mayor número, Tdh ayuda a la infancia a promover sus derechos junto a sus familias y a su comunidad mediante los comités de jóvenes. Nuestra ambición es ayudar a más de 5.000 niños y niñas sirios y de las comunidades de acogida, y atender a 41.000 de sus familiares con dificultades a través de este proyecto.

*Tdh trabaja en estrecha colaboración en el Líbano con una ONG libanesa, que desde hace 20 años, protege los derechos de los más marginados (trabajadores migrantes, refugiados). En Jordania, dos organizaciones comunitarias locales gestionan el buen desarrollo de las actividades. El nuevo proyecto se realizará con la participación financiera de la Agencia Francesa de Desarrollo y de la Unión Europea. Las opiniones que se han expresado no deben en ningún caso ser consideradas como un reflejo de la posición oficial de la Unión Europea.
Fuente original: http://bit.ly/2pc3MtF

miércoles, 7 de marzo de 2018

Tierra de hombres España, ONG calificada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo


La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha premiado la labor humanitaria llevada a cabo desde la Fundación concediendo la acreditación de Organización Gubernamental de Desarrollo Calificada a Tierra de hombres - España
El trabajo responsable, trasparente y sostenido que Tierra de hombres-España desarrolla por la lucha de los derechos de la infancia más vulnerable ha visto reconocida su labor gracias a esta importante calificación. Adscrita al Ministerio de Exteriores, la AECID es el principal órgano de gestión de la Cooperación Española orientada a la lucha contra la pobreza y al desarrollo humano sostenible.
Gracias a este fortalecimiento de la colaboración entre la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y Tdh- España se podrá contar con más medios para desarrollar desde la Fundación futuros proyectos, así como consolidar e incentivar los ya existentes. Este hecho tendrá por tanto una gran trascendencia en el futuro de niños y niñas en situación de vulnerabilidad.
La Fundación ya ha contado previamente con el apoyo financiero de la AECID para implementar proyectos tan importantes como "Petites Bonnes", el cual ha trabajado por proteger y reinsertar a las niñas domésticas. Actualmente se está desarrollando la tercera fase de este proyecto, “Fortalecimiento del Sistema de Protección de la Infancia en situación de movilidad de riesgo en Mauritania”. También está activo el proyecto "Mejora del acceso y calidad de la educación para menores, en situación vulnerable, priorizando las niñas en Corail Puerto Príncipe, Haití"
Siguiendo los principios de la Convención sobre los Derechos de la Infancia de las Naciones Unidas de 1989 y la Carta Fundacional, Tdh - España tiene como objetivo promover el desarrollo de la infancia más desfavorecida defendiendo sus derechos, sin discriminación de orden político, racial, confesional y de sexo.
Con más de veinte galardones por su labor humanitaria y su defensa de los derechos de la infancia, la Fundación actúa en tres niveles: Salud materno-infantil, Protección de la infancia y Crisis humanitarias a través de proyectos de cooperación al desarrollo ejecutados en países de Asia, África y América Latina.
Fuente original: http://bit.ly/2oX6Bhj


martes, 27 de febrero de 2018

Ucrania: «Los niños y las niñas son las primeras víctimas en esta guerra olvidada»

Hace cuatro años que comenzó el conflicto al este de Ucrania. Aunque esté menos presente en los medios, la situación está lejos de estar resuelta. Más de 54.000 niños y niñas viven en zonas donde el ruido de los tiros y las bombas forman parte de su realidad, constata Nikita Kovchuga, especialista en protección a la infancia de Tdh en Ucraina. Le entrevistamos:
- ¿Cómo vive personalmente la crisis?
Hace dos años, tuve que elegir entre quedarme en España donde estaba acabando unas prácticas sociales o volver a mi país de origen. Ucrania hacía frente al segundo año de guerra en Donbass, mi región natal. Elegí volver: no podía mantenerme al margen de lo que pasaba en mi país. Sentía que debía hacer algo para atenuar las consecuencias de los terribles sucesos que ocurrían allí. Incluso aunque mi vida estuviera en peligro, como cuando debí esconderme en el sótano a causa de los bombarderos o cuando las balas caían entre las piernas durante los tiroteos cruzados, yo me he sacrificado por mi misión.
- ¿Puede describir la situación actual en el país?
La esperanza de encontrar una solución política ha disminuido, al igual que el ahorro de las familias y su capacidad de hacer frente a la situación. Cuatro años después del comienzo de la crisis, millones de personas, de los cuales 1,6 millones son desplazados al interior del país, se han visto obligados a hacer elecciones imposibles entre alimentación, medicamentos, alojamiento, calefacción y educación de sus niños y niñas.
Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, alrededor del 60% de los ucranianos viven por debajo del umbral de la pobreza. La crisis afecta a 4,4 millones de personas, la mayoría de ellas necesitan ayuda humanitaria. Los bombarderos golpean regularmente a la mayoría de los habitantes que viven a lo largo de los 457 km de la “línea de contacto”.
- ¿Cuáles son las consecuencias del conflicto para los niños y niñas?
Los niños y niñas son las primeras víctimas en la guerra olvidada de Europa. Miles de niños y niñas viven en sitios bombardeados todos los meses o todas las semanas. Entre ellos, centenares se ven obligados a pasar mucho tiempo en refugios improvisados. Después del informe de 2017 de Tdh y de UNICEF titulado «Children of the contact line in East Ukraine», la angustia psicológica de los niños y niñas es uno de los principales problemas en Ucrania del este.
- ¿Cómo acude Tdh en su ayuda?
Apoyamos a los niños y niñas y a los jóvenes con actividades psicológicas y sociales desde 2015. El año pasado, hemos puesto en marcha espacios dedicados a los menores en 75 escuelas y en cinco liceos profesionales en la región de Luhansk. Están acondicionados con juegos de sociedad, libros, así como material para jugar, para emprender trabajos creativos y hacer deporte. Tdh también ha formado a los profesores que han realizado las actividades recreativas con más de 7.000 niños y niñas.
Como trabajamos en un contexto de crisis prolongada, estas actividades y estos espacios juegan un rol esencial para los niños y niñas. Esto les ayuda a relajar la tensión y a reducir los sentimientos de miedo, de aislamiento y de depresión, y también a crear lazos benevolentes, a tener confianza en ellos mismos y tener un sentido positivo de la vida. Al reforzar sus recursos interiores y su entorno les garantizamos una protección.
- ¿Qué es lo que os motiva en vuestro trabajo?
El puesto de encargado de la protección a la infancia representa un verdadero desafío. Sin embargo, cuando estoy sobre el terreno y veo cómo los niños y niñas juegan y sonríen, la energía que tienen, tengo la impresión de que verdaderamente parecen haber olvidado lo que pasa a su alrededor. Por esto, este trabajo me hace sentirme tan orgulloso.
Nikita Kovchuga
En 2017, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha continuado apoyando psicológicamente a más de 7.000 niños y niñas afectados por el conflicto y a sus familias en la región de Luhansk. El trabajo de mejorar el bienestar emocional y social de los niños y niñas y de los jóvenes de esta región prosigue en 2018.
Nikita Kovchuga, especialista en protección a la infancia de Tdh en Ucrania
Algunos datos:
-       Más de 7.000 menores han recibido apoyo psicológico y social al este de Ucrania en 2017).
-       Se han puesto en marcha 80 espacios dedicados a los niños y niñas.
-       240 educadores voluntarios formados por Tdh han animado más de 800 sesiones psicosociales.
Fuente original:  http://bit.ly/2BUpaKY

lunes, 19 de febrero de 2018

Se necesitan desesperadamente rutas legales y seguras a Europa después de la última tragedia en el Mediterráneo


Las tragedias como el último naufragio frente a la costa de Libia no cesarán hasta que se abran rutas seguras y legales para los refugiados y migrantes a Europa, advirtió la organización de derechos de la infancia Terre des Hommes.
Delphine Moralis, Secretaria General de la Federación Internacional Terre des Hommes, dijo:
"Estas tragedias sin sentido y prevenibles en el Mediterráneo no pueden repetirse una y otra vez. Al dar la bienvenida a Europa a algunas de las personas más vulnerables del mundo a través de medios seguros y legales, la UE puede poner fin a la inhumanidad recurrente en sus fronteras ".
"Proporcionar rutas seguras y legales evitaría que los migrantes recurran a los traficantes de personas para su seguridad. Finalizaría el viaje de aquellos que son arrastrados a las playas del Mediterráneo, muchos de los cuales son niños y niñas. Y les daría el respeto y la dignidad que merecen ".
Nota:
Este comunicado de prensa responde al informe de la muerte de más de 90 migrantes y refugiados que perecieron en un naufragio frente a la costa de Libia el viernes 2 de febrero de 2018.
Fuente original:  http://bit.ly/2BDenVs

lunes, 12 de febrero de 2018

StoryLab, un juego para conocer mejor el sistema judicial


Cada año en Europa, más de medio millón de menores se ven confrontados con la justicia. Para ayudarles a comprender los procedimientos judiciales así como sus derechos, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha colaborado con jóvenes para desarrollar StoryLab, un juego de móvil innovador que guía a los jugadores a través de los derroteros del sistema judicial.
Aprender jugando  
En StoryLab, los menores se encuentran en cada turno en el papel de la víctima, del testigo o del autor de la violencia y todo esto en distintos escenarios: una familia cuyos padres se divorcian, un niño o niña cuyos padres y madres trabajan en el extranjero o un joven implicado en peleas entre bandas en la escuela. En este juego, se ven confrontados a diferentes resultados, tanto positivos (Peter repara los daños después de una mediación) como negativos (Peter acaba en prisión). Esto permite a los jugadores comprender mejor cómo funcionan los procedimientos judiciales y conocer sus derechos.
«Los jugadores también tienen la posibilidad de enviar cartas virtuales a los fabricantes para dar su opinión sobre la justicia», declara Judith Németh-Almasi, jefa adjunta de la oficina regional de Tdh.
La participación del niño o la niña en el corazón de nuestro proyecto    
Hemos trabajado con nuestros socios, así como con 160 jóvenes en Rumanía, Croacia, Hungría y Bulgaria para desarrollar StoryLab. Ellos han empezado aprendiendo más sobre el sistema judicial: su funcionamiento, los actores implicados y la definición de una ley. Han visitado las salas de audiencia, discutido con jueces, abogados, agentes de la libertad condicional, policías y guardias.
«Me ha gustado mucho encontrarme con los expertos. Hemos podido reflexionar y dialogar libremente», nos cuenta Radu, un joven muchacho rumano. Los jóvenes enseguida han escogido las historias, aportado sus ideas y dado su opinión sobre los dibujos, la animación y los personajes del juego.
El juego ha sido presentado por los menores implicados en el proyecto. Durante el lanzamiento, también han compartido sus recomendaciones sobre las mejoras que hay que realizar en el sistema judicial, así como la manera cómo trabajan los profesionales y se comunican con los niños y niñas. «No olvidéis nunca que si un menor confía en vosotros tendrá el valor de hablaros de sus problemas», declaraba una adolescente a los profesionales que trabajan con niños y niñas.
«La idea de este juego es genial y me gustaría que otros niños y niñas pudieran jugar, porque habla de violencia y de negligencia, de cosas que nos afectan diariamente», añade un joven participante croata.
StoryLab – Comprender sus derechos (inglés)
El juego está disponible en inglés, húngaro, búlgaro, rumano, croata e italiano y refleja los marcos jurídicos nacionales de cada país. Nuevos escenarios, países, así como la opción de realidad aumentada estarán pronto disponibles.
Podéis descargar el juego en Apple AppStore y en Android Google Play. Este juego se ha podido desarrollar gracias a la colaboración de Brave Phone, National Network for Children et Terre des hommes Italia.
Fuente original:http://bit.ly/2nUblVc

viernes, 2 de febrero de 2018

Tres grandes retos para ayudar a la infancia en 2018


Los niños y niñas son las primeras víctimas de los conflictos que continúan arrasando numerosos países. La violencia, pero también las catástrofes naturales pueden llegar a causar importantes necesidades humanitarias este año. ¿Cuáles son los tres grandes retos que esperamos para 2018?
El monzón, alto riesgo para los rohingyas
Todavía lo peor podría añadirse al calvario de los 860.000 refugiados rohingya en Bangladesh. Mientras sobreviven a extremas condiciones de precariedad después de huir de la violencia de Myanmar, la estación de las lluvias, que comenzará en marzo y culminará durante el verano con el monzón y posibles ciclones, se anuncia como una verdadera catástrofe. Las inundaciones amenazan a los 500.000 niños y niñas del campo al aumentar la insalubridad y la propagación de enfermedades, como la disentiría, las diarreas agudas y la difteria. Los corrimientos de tierra también son un peligro, los campamentos improvisados de Cox’s Bazar están instalados en colinas deforestadas. Para prevenir este riesgo, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha construido sus centros comunitarios y de salud en alto y con materiales adaptados.  Apoyamos a los rohingyas, principalmente a las madres y a sus hijos e hijas víctimas de malnutrición desde  2017.
Irak, un techo para los que lo han perdido todo
El fin oficial de la guerra contra el grupo Estado Islámico en Irak no coincide con el fin de las necesidades humanitarias para las familias. Por primera vez, son más numerosos los que intentan volver a su lugar de origen: 3,2 millones de personas están volviendo a su lugar de origen frente a 2,6 millones de desplazados a finales del año pasado, observa la Organización Internacional para la Migración  (OIM). Tdh, primera organización de ayuda a la infancia en ayudar a las familias en la línea del frente, también está allí para apoyarles en su regreso. Muchos de ellos encuentran sus casas en ruinas. En colaboración con la organización Better Shelter vamos a distribuir 1.500 refugios para las personas que los necesiten. Estas habitaciones con diseño ideado por la Fundación Ikea pueden ser transportados por las familias desplazadas y reconstruidos cerca de sus antiguos hogares destruidos.
Mejorar el diagnóstico de los niños y niñas en África del Oeste
La salud es un derecho inaccesible para muchos niños y niñas en África del Oeste. Un niño
o niña de cada diez muere antes de los cinco años en Burkina Faso. Mejorar el diagnóstico médico permitiría salvar la vida de numerosos niños y niñas. Esto es lo que nosotros hacemos con la aplicación IeDA. Gracias a nuestra innovación, el personal médico de Burkina ha visitado a un millón de menores desde 2014. Esta herramienta ayuda al personal sanitario a diagnosticar mejor a los niños y niñas registrando sus datos en una tabla numérica. Nuestro objetivo para este año es extender este proyecto en colaboración con el gobierno de Burkina Faso, así como a otros países con el fin de contribuir a salvar cada vez más vidas de niños y niñas en 2018.  
Fuente original: http://bit.ly/2Ez69x0